El día que descubrí el teatro

Dos narices rojas y una pizarra cargada de optimismo.  Eso es lo que recuerdo del día que me pregunté por qué no iba al teatro. Fue en un aula de facultad, donde una profesora entusiasta y tremendamente aficionada al teatro se escandalizó al contar las pocas manos levantadas que confesaron que a veces, muy de … Continue reading El día que descubrí el teatro

Advertisements