“Mi marido es mi marido y no mi compañero. Cuándo terminará esto”. Tras un momento de rabia, el escritor alemán Hartmut Schrewe dejaba las cosas bien claras en Twitter. Sin embargo, aunque sus palabras pasaron desapercibidas, el hashtag que las acompañaba hizo bien su trabajo. Como una ola que, por casualidad, quiere dejar de sentirse sola en el océano y busca el amparo de bañistas, su pequeño gesto fue el empuje para que personas alrededor del mundo denunciasen su situación de acoso, violencia y discriminación por su orientación sexual.

#MeQueer no es un grito de socorro, sino un himno de guerra inspirado en la fuerza del #MeToo. Desde el pasado día 24 de agosto, Twitter España arde bajo los testimonios de cientos de integrantes de la comunidad LGTBI+. El periodista Rubén Serrano ha sido el encargado de darle eco en nuestro país y comenzar esta lucha desde las redes, a día de hoy nuestra mejor trinchera. Pasearse por estos tuits eriza el vello: rechazos familiares, confesiones dolorosas, agresiones físicas, humillaciones en público, además de diversos “hilos” donde, de forma encadenada, se cuentan verdaderas historias que ponen en tela de juicio la existencia de una justicia real.


 

We_Wave_Alba_Queer_1We_Wave_Alba_Queer_2


 

Actualmente, las estadísticas colocan a España en lo más alto dentro de la lista de países con mayor índice de tolerancia hacia el colectivo. Sin embargo, de la tolerancia a la igualdad social todavía hay un trecho. El odio sigue presente en institutos, en lugares de trabajo o en la calle. Los insultos, arraigados en nuestro lenguaje y cultura por una tradición homofóbica y transfóbica, están a la orden del día. Cualquier miembro LGTBI+ ha sido cuestionado, ofendido y discriminado como si de un extraño ser se tratase.

¿Hasta cuándo será difícil dar muestras de amor en público si no te ajustas a la visión heteronormativa imperante? ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que nadie sea marginado por tener una orientación diferente? ¿Por qué ser gay, lesbiana, trans o bisexual es considerado como una desgracia para familias? Ante este panorama, #MeQueer ha calado con fuerza incendiando las redes sociales con palabras llenas de verdad y crudeza. Internet se ha convertido en la plataforma idónea de denuncia ofreciéndonos un importante mensaje: Para vencer a los grandes males de la sociedad debemos empezar replanteándonos nuestra actitud.


 

We_Wave_Alba_Queer_3We_Wave_Alba_Queer_4


 

Amor es amor en todos los idiomas, en todas las manifestaciones, en todas y cada una de las personas de este planeta. Que nadie diga lo contrario. ¿Quién tiene el derecho de dictar qué es lo correcto y qué no? Es hora de que abramos los ojos y cambiemos de siglo.

 

Alba Moon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s