El año pasado esta serie de televisión, basada en el libro de Jay Asher, tuvo un boom enorme por hablar sobre temas como el bullying, la violación y el suicidio. 

Aunque hay críticas positivas y negativas, creo que hace falta la visibilidad de estos temas aún considerados tabú. Por eso quiero comentar los aspectos que más me han gustado de esta segunda temporada y las cosas que no me convencen. Si no la has visto todavía, no leas esto porque hay muchos spoilers.

En primer lugar, me encanta cómo han enfocado la visión general de la temporada ya que está mucho más centrada en la violación y los traumas que deja. Se ve claramente el sufrimiento de Jessica hasta llegar al punto de no poder dormir sola en su cama. La actriz interpreta genial el papel, en todo momento puedes sentir su agonía y enfado constante. Por otro lado, se ve cómo en estos casos la víctima es siempre la culpada y cuestionada. Su violador, Bryce, cuenta que se han acostado y ella se ha inventado la violación para no quedar de “guarra” y, obviamente, lo creen a él. Y además, ella tiene que ver a este chico por los pasillos del instituto. Cuando se descubren más casos de violación, todos los chicos se protegen entre ellos, sabiendo lo que han hecho cada uno. Su palabra vale mil veces más que la de las chicas haciendo que sea casi imposible poder culparlos por lo que hicieron.

En cuanto a la escena en la que Tyler sufre una tremenda paliza en el último episodio, es muy dura y explícita. Después de ver la primera temporada el hecho de que sea explícita no sorprende, de hecho te lo esperas, pero esta escena en concreto me dejó con el corazón y el estómago del revés. Es brutal, te duele cada golpe que le dan, y no se quedan sólo en golpes sino que le meten un palo de fregona por el culo. Esto también es violación, la agresión y el dolor incluso peor. 

Esta situación hace que Tyler explote y se presente en el baile con varias armas (que había en su casa). Según tengo entendido basaron esta escena en uno de los últimos tiroteos que hubo en EEUU en un instituto, por lo que supongo que es una crítica a la falta de regularización del uso y tenencia  de  armas en el país y la facilidad que hay para conseguirlas. Se puede entender que Tyler reaccionara de forma agresiva, después de todo lo que le han hecho, ya que el sufrimiento puede hacer que se reaccione de forma violenta como forma de supervivencia, aunque la violencia nunca es la solución. El problema está en el hecho de poder tener armas a tu disposición con tan sólo dieciséis años, lo que hará que la tentación sea demasiado irresistible si además tu corazón está lleno de ira. La ira y los traumas que ocasiona se pueden solucionar con ayuda psicológica.

Por otra parte, no me gustan varias cosas. Primero, entiendo que quisieran que Hannah siguiera presente en esta temporada pero que aparezca como un fantasma que sólo Clay puede ver es demasiado fantástico para una serie tan cruda. Y creo que le resta credibilidad a la historia porque no tiene nada que ver con los temas tan importantes que se tratan en la serie.

También pienso que al añadir las declaraciones en el juicio de tantos personajes, se han inventado parte de la historia de los libros en los que se basa la serie, enredando demasiado la trama hasta llegar al punto de liarte un poco.

Supongo que la tercera temporada se va a centrar en el problema de las armas, lo que me parece muy bien pero espero que no intenten crear muchos más nudos. Y espero también que la serie acabe ya, porque si se alarga demasiado, el mensaje se va a perder.

 

Paula

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s