La semana pasada fui con mis amigas a ver la obra De Caperucita a loba, en solo seis tíos, escrita e interpretada por Marta González de Vega. Tengo que reconocer que iba con un poco de recelo, cruzando los dedos para que no fuera una retahíla de tópicos manidos. Y me sorprendió, para muy bien. La autora empezó con una introducción que disipó todas mis dudas e hizo que me relajara y me pusiera cómoda en la butaca: la obra no pretendía criticar a los hombres sin ton ni son, ni una loba era una mujer insensible; lo que quería lograr era que aprendiésemos a reírnos de nosotras mismas (y nosotros mismos), porque nos volvemos poderosas si nos tomamos la vida, y el amor, con mucho humor. [Spoiler: nos reímos a carcajadas y espero que se nos quedara algo de todas las cosas que aprendimos.]

Después de salir del teatro me di cuenta de que Marta González había hecho una cosa muy parecida a Sara Pascoe, la autora que estoy leyendo ahora. En Animal. The Autobiography of a Female Body (Animal. La autobiografía de un cuerpo de mujer), la monologuista británica hace un intento por entenderse y entender a su cuerpo, por saber por qué nos atraemos y nos enamoramos y cómo gestionamos esas experiencias amoroso-festivas.

Ambas autoras se dirigen —principalmente— a mujeres, hablan de amor (y de todo lo que este implica) y lo hacen desde una perspectiva científica y con mucho humor. ¿Coincidencias de la vida? Pues no; no son las únicas que están haciendo esto, de hecho me parece que hay una clara tendencia a utilizar estos ingredientes y tratar de objetivizar el amor y la atracción. Pero, ¿por qué?

Creo que se está dando un énfasis significativo a la ciencia y se está recurriendo a ella para huir de las ideas preconcebidas y los clichés sociales y culturales que han hecho que las mujeres fuéramos —o, mejor, tuviéramos que ser— las pasivas, irracionales, locas, enfermizas, obsesivas, débiles y dependientes en la vida en general y, por supuesto, en las relaciones amorosas. [Nótese que hablo en términos cis-heterocéntricos.]

 Parece que tenemos la necesidad de buscar las causas y los efectos “objetivos” de la atracción para poder deshacernos de todo lo “artificial”; que queremos saber exactamente qué pasa en nuestro cerebro y en nuestro cuerpo cuando alguien nos gusta, sin tener en cuenta el imaginario social y cultural que hemos heredado después de siglos y siglos de civilización.

Entiendo perfectamente los motivos que han impulsado esta tendencia y tengo mucha curiosidad por ver hacia donde nos lleva. Desde luego, no creo que sea una tontería sentirse empoderada y cambiar un poco la forma de ver la vida al saber que nuestro cerebro libera oxitocina después de tener relaciones sexuales (o de recibir un whatsapp) y que esta es básicamente la hormona del placer y la adicción; o que los seres humanos necesitamos tener parejas más o menos estables al contrario que otros mamíferos porque el gran tamaño de nuestro cerebro hace que el parto sea muy doloroso y que la madre necesite a una persona que la ayude a ella y al bebé a “sobrevivir” por un tiempo (hablando en términos evolutivos).

Desde luego, si todos estos datos nos ayudan a acabar con las princesas y los príncipes azules y nos hace conocernos un poco mejor, bienvenidos sean. Y si además nos lo cuentan humoristas geniales que quieren hacernos la vida más divertida y ayudarnos a reírnos de nosotras mismas, de los efectos que las hormonas provocan en nuestro cuerpo y de los prejuicios que mistifican nuestras “debilidades”, pues muchísimo mejor.

Menos llorar y ponernos de tontas y dependientes, y más reírnos a todo pulmón, que tenemos que recuperar muchos siglos de tristeza y represión. “Que el amor valga la alegría, no la pena”.

Ana.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s