[Versión bilingüe]

Lately, the new concept of “ally” has been all over the place and it has got me thinking — a lot. Until very recently, I had only heard this term in relation to the feminist movement, since some women use it to refer to men (or to anyone who is not a woman or was not always one —should we still be talking in this binary terms?—) who support the movement but cannot fully embrace it because they are not (or were not always) women. In this context, the word ally gives me the creeps because, for me, men and trans women and trans men and intersex people and anyone really can be a feminist, and the word “ally” seems unnecessary and self-sabotaging even. Of course, feminism denounces the long-standing discrimination towards women but the patriarchy does not only affect women, but all things “feminine” (I use inverted commas because of Judith Butler and her work on gender performance). Patriarchy degrades “femininity” and upgrades “masculinity”, which affects everyone who lives in the patriarchal society, men included (they cannot cry or play with dolls, they have to pay the restaurant bill and have a big penis; that is, being the least feminine possible, which also creates many conflicts and discrimination). Therefore, in my opinion, a feminist is anyone who acknowledges the discrimination that exists towards women and femininity and wants to do something about it, as simple as that.

However, a few weeks ago I was watching BBC 3 series “Queer Britain” (which I highly recommend, it’s on YouTube as well) and a discussion about it in the Banging Book Club podcast (iTunes), where the word “ally” was used in a different way, which inspired this post. The famous youtuber and presenter of the documentary series, Riyadh Khalaf, included an “A” for “Ally” in his “version” of the LGTBQ+ initials. He said that for him it was very important to be surrounded by people who were not queer but who supported him and the community, and that was his way of thanking them. I really do not know if these non-queer allies (where I would include myself) should be in there amongst the rest of the queer initials but I do understand why Riyadh should think so and why I consider this different to the so called feminist “allies”. As I have said, I believe that the word “feminist” can be used by anyone because the patriarchal system affects everyone and also because I do not think that the word means “women” but “supporter of the feminist movement”. However, I fight against queer and race and class discrimination too but I cannot say I am gay or black or poor because I am not. There is really no word (yet) that means all-race-supporter or any-sexuality-friendly that would be the antonym of homophobe or racist or xenophobe or classist, as feminist is the antonym of sexist and patriarchal for me. I know, it is confusing.

Terminology can be a pain but it is very necessary for many people because words allow us to name realities and we all should be able to find words which help us express how we feel and what we identify ourselves as. Words are also very subjective and can mean different things for different people, but that is the beauty of it. I am only worried about creating words that divide us instead of bring us closer together because, at the end of the day, we cannot make our lives better and freer on our own. What we can do is ask people what words mean to them and listen to their story. Read (!!!!! — I cannot stress it enough), educate yourself and pass your knowledge on. Celebrate empathy: what can be better than seen all kinds of people with all kinds of problems coming together and fighting side by side? See how you can help because every gesture is necessary and welcomed, believe me: check your privileges but do not be ashamed of them, question your thoughts and actions, look around you, can that joke hurt someone?, how does catcalling feel?, did you put yourself in their shoes before saying/doing that? I know, it is a lot, it takes practice and you will never be “done” learning, but it will pay off. I promise.

 

** These are only my opinions. Please, feel free to add anything or start a debate in the comments below.

 


 

Últimamente, el nuevo concepto de “aliado” (así, en masculino) está por todas partes y me ha dado mucho que pensar. Hasta hace poco, solo había oído este término en relación con el movimiento feminista, ya que algunas mujeres lo usan para referirse a los hombres (o a cualquiera que no es una mujer o que no lo ha sido siempre —¿deberíamos seguir hablando en estos términos binarios?—) que apoyan el movimiento pero que no pueden llevarlo a cabo al cien por cien porque no son (o no han sido siempre) mujeres. En este contexto, la palabra aliado no me gusta nada (me da repelús) porque, para mí, hombres, mujeres trans, hombres trans, personas intersexuales y cualquiera, básicamente, puede ser feminista y la palabra “aliado” me parece innecesaria e incluso perjudicial. Por supuesto, el feminismo denuncia la discriminación histórica y sistemática hacia la mujer pero el patriarcado no solo afecta a las mujeres, sino a todo lo relacionado con la “feminidad” (utilizo comillas siguiendo a Judith Butler y su trabajo sobre la performatividad del género). El patriarcado degrada la “feminidad” y eleva la “masculinidad”, lo que perjudica a todas las personas que viven en sociedades patriarcales, incluyendo a los hombres (que no pueden llorar ni jugar con muñecas, tienen que pagar la cuenta y tener un pene grande; es decir, tienen que ser lo menos “femeninos” posible, y esto también crea discriminación). Por lo tanto, en mi opinión, feminista es la persona que reconoce la discriminación hacia las mujeres y todo lo femenino y que quiere hacer algo al respecto, así de sencillo.

Sin embargo, hace unas semanas vi la serie documental de la BBC 3 “Queer Britain” (que os recomiendo, se puede ver en YouTube) y escuché una discusión sobre esta en el podcast Banging Book Club (iTunes), donde utilizaban la palabra “aliado/a” de otra forma, y que me inspiró a escribir esta publicación. El famoso youtuber y presentador de la serie, Riyadh Khalaf, incluyó una “A” en su versión de las siglas LGTBQ+ que hacía referencia a los aliados y aliadas. Explicó que para él había sido muy importante estar rodeado de personas que no son gays, pero que lo apoyan a él y a la comunidad y esa era su forma de darles las gracias. No estoy muy segura de si esa sigla que representa a personas que no son “queer” (o gay) debería estar junto a las demás, pero sí que entiendo por qué Riyadh ha querido incluirla y creo que en este sentido el concepto es muy diferente de los llamados “aliados” feministas. Como ya he dicho, la palabra feminista para mí la puede usar cualquier persona independientemente de su identidad de género porque el sistema patriarcal nos afecta a todos y todas, pero también porque creo que la palabra no significa “mujer” si no “persona que apoya el movimiento feminista”. Sin embargo, yo lucho contra otros tipos de discriminación, como la de sexualidad, raza y clase, y eso no significa que pueda decir que soy gay, negra o pobre. El caso es que no tenemos ninguna palabra (todavía) que signifique defensor/a-de-todas-las-razas ni simpatizante-de-cualquier-tipo-de-sexualidad; no tenemos palabras que sean antónimas de homófobo/a, racista, xenófobo/a o clasista, de la forma que, para mí, feminista es antónima de sexista o patriarcal. Lo sé, es un lío.

La terminología puede ser complicada, pero es muy necesaria para muchas personas, ya que las palabras permiten nombrar realidades y todo el mundo tiene derecho a poder expresar cómo se siente y cómo es. Además, las palabras son muy subjetivas y pueden tener diferentes significados para cada persona, pero eso, al menos para mí, es bonito e interesante. Lo que me preocupa es que creemos palabras y conceptos que lo que hacen es dividirnos en lugar de ayudarnos a entendernos y acercarnos, porque nunca vamos  a poder construir un mundo mejor y más libre por nuestra cuenta. Lo que sí podemos hacer es preguntarle a la gente lo que esas palabras significan para ellos y ellas y escuchar su historia. Leer (¡¡!!), educarnos y compartir nuestro conocimiento. Celebrar la empatía: ¿qué puede haber mejor que ver a personas muy diferentes con problemas muy distintos uniéndose y luchando juntas? Averiguar de la forma en la que podemos ayudar porque os aseguro que en la carrera por la igualdad, toda ayuda es necesaria y bienvenida. Conocer nuestros privilegios pero sin avergonzarnos de ellos (si eres hombre, hetero, blanco/a, etc.). Cuestionar nuestros pensamientos y acciones, mirar a nuestro alrededor: ¿ese chiste puede ofender a alguien?, ¿qué se siente cuando te silban por la calle un día sí y otro también?, ¿te has preguntado cómo se siente esa persona antes de juzgarla? Lo sé, son muchas cosas que tener en cuenta, solo se mejora con la práctica y el tiempo y nunca acabaremos de aprender, pero merece la pena. Lo prometo.

** Estas son solamente mis opiniones. Os agradecería que escribierais las vuestras y que hiciéramos un pequeño debate en los comentarios.

 

Ana

Advertisements

2 thoughts on “Allies? / ¿Aliad@s?

  1. Ciertamente, es difícil entender otras formas de vivir, otras formas de sentir diferentes a las nuestras. Y más difícil aún es no juzgar. Pero lo que más nos cuesta, con mucha diferencia, es no prejuzgar. Qué fáciles son los estereotipos, nos ubican en el mundo y nos dan seguridad. Nos hacen estar alerta, defendernos de un mundo, en bastantes ocasiones hostil. Pero, como bien dices Ana, aquí entra en juego nuestra voluntad. Y la tolerancia también se entrena. Ahora bien, cada uno y cada una de nosotras, debe comenzar por revisar su tenemos algún prejuicio, invisible, oculto o inconfesable. A quiénes juzgamos nosotros o nosotras, qué personas nos parecen equivocadas absolutamente porque sus ideas no son las nuestras. Debemos cuestionar íntimamente verdades que creemos inmutables.
    En la diversidad, en la multicultaridad, ahí está nuestra riqueza. Eso lo sabemos. Ahora debemos dar un pasito más.

    Liked by 1 person

  2. Pues si. Has abierto un buen tema de reflexión más que de discusión. Es bonito el significado que le das a la palabra feminista, aludiendo a persona y no a mujer, porque el feminismo es una manera de vivir la lucha diaria por la igualdad, y el resultado no solo favorece a las mujeres sino a todas las personas, aunque quienes sufrimos la discriminación somos las mujeres. Existen muchas formas personales y colectivas o grupales de visibilizar a la mujer, de hacer público su lugar en este mundo y creo, como tú, que las personas que ven esta desigualdad tan patente y que un día se reconocen a si mismas defendiendo y reivindicando derechos obvios que nos son negados o limitados a las mujeres, no son personas “aliadas”, son “feministas”. En mi vida tengo muy claro que eres feminista en un momento en el que vives percibiendo estas desigualdades, y ya no hay manera de seguir siendo indiferente a todas las formas en las que la sociedad traba la libertad de las mujeres. En este punto se es feminista.
    Un buen artículo, Felicidades Ana.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s