No, ese no.

Demasiado oscuro.

¿Y ese?

Tampoco, es así como amarillo.

¿Y qué tal este?

¡Qué asco, marrón!

Entonces,

¿con cuál nos quedamos?

Ninguno,

               no me gusta ninguno.

                             No los quiero en mi casa.

 

Qué pena cuando esta no es una conversación sobre colores, sino sobre personas.

 

 

Gonzalo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s